noticias
Noticias
La UEFA ha designado el nuevo estadio de Wembley como sede de la final de la Liga de Campeones 2010-11.
El mítico recinto londinense acogerá por sexta vez la máxima final continental.

wembley







Ganar la Champions League no tiene precio. O, bueno, sí, si lo tiene. El caso es que al increíble mérito deportivo que supone ganar una competición como ésta, se suman unos suculentos ingresos económicos. Hasta 110 millones de euros puede llegar a embolsarse el campeón de la Liga de Campeones... ¡Casi nada!

Este dineral sale de los ingresos obtenidos por los derechos de imagen de los jugadores, la cantidad económica que lleva aparejado el mismo premio, los derechos de explotación de patrocinios, publicidad, ventas en taquilla... Así lo determina un estudio realizado por la multinacional MasterCard que añade que el sub-campeón tampoco se muere de hambre... Y es que el segundo de a bordo puede llegar a adjudicarse unos, nada desdeñables, 65 'kilos'.

La ciudad que alberga la gran cita tampoco se queda atrás en cuanto a ingresos y, este estudio, asegura que Roma se puede llegar a embolsar hasta... ¡45 millones de euros!

Vamos, una 'pasta' que se consigue gracias a las miles y miles de personas que ya están en la Ciudad Eterna y al flujo comercial que generan...

En definitiva, una barbaridad todo lo que llega a desatar una final de Champions...

Portada
estadio
orejona